Jesús Antonio Ortiz Vasco.

Hombre del fútbol y para el fútbol.

Ha sido gran parte de su vida habitante del barrio Playa Rica, de Itagüí.

Antonio se inicia desde muy joven en el trabajo social en la Acción Comunal de su barrio como presidente de deportes. Allí empieza una labor muy representativa con las personas de la tercera edad, era el año 1978.

Por esa época combinaba su tiempo jugando fútbol en las divisiones del Atlético Nacional,  recuerda que en ese entonces se llamaban “Las Reservas del equipo verde”. Su trabajo social  en el barrio lo empezó con 20 personas, llegó a tener cerca de 150 de todo Itagüí, posteriormente se masificó la actividad al punto de tener que llamar a algunos líderes barriales amigos y hacer varios grupos.

Estudiante del politécnico Jaime Isaza Cadavid, primera promoción de Tecnología Deportiva especialista en fútbol (1982). Hizo parte de las selecciones Itagüí en los Torneos Intermunicipales con don Bernardo Serna (Maravilla).

Fue presidente del Club Municipal de Itagüí donde le dio otra imagen al fútbol en el municipio. Inició con Escuela Deportivas o iniciaciones deportivas. Tuvo un paso residencial de 17 años por el barrio Samaria siendo líder deportivo y presidente del club de este deporte.

Al regresar a vivir a  Playa Rica en el año 2012, los líderes deportivos y de clubes, lo llaman a hacer parte de un comité municipal de fútbol. Estando en esa función, el alcalde: Carlos Andrés Trujillo lo llama para coger el manejo de la actividad en el municipio y los escenarios deportivos en lo que se refiere a torneos internos. En el momento está bajo su control más de 10 escenarios deportivos para la actividad del fin de semana.

Como amante del fútbol, sigue practicándolo en un evento municipal que se llama “Torneo de Oro”, para mayores de 50 años.

Empezó en el 2013 con el proyecto de la alcaldía a darle un manejo importante a las canchas deportivas, dónde ha recuperado la credibilidad de la gente y los líderes comunales, así mismo ha mostrado una estructura y manejo diferente del fútbol en Itagüí. “Es un trabajo social dónde se le ha dado la oportunidad a todos los estratos”, dice con gran satisfacción Ortiz Vasco.

Una de sus satisfacciones actuales es la de que muchos de sus compañeros del Club Municipal de Fútbol están vinculados a la Secretaría.

En pocas palabras:

DIOS: Lo máximo

FAMILIA: Sostén.

SECRETARÍA DE DEPORTES: Apoyo.

FÚTBOL: Esencia.

SU PEOR MOMENTO: Ver en lo que se había convertido el fútbol en el municipio.

SU MEJOR MOMENTO: Ver realizado su sueño de recuperar el deporte.

Anécdota:

Jugando un partido de fútbol me prestaron un par de guayos, uno de ellos me quedó grande y para poder patear bien le metí una fruta de mango, eran tantas las ganas de jugar que no la sentí”.

Por: Alfonso Ramírez Jaramillo

Publicado el: 2014-02-16

Comentarios