Empezó con una casualidad, ahora es su gran pasión

“Con el médico Juan Guillermo y Nathalia he aprendido muchísimo” Melissa Serna

Definitivamente, dentro del personal humano que hay laborando en el Secretaría de Deportes de Itagüí, existen seres que solo inspiran sencillez, calidez, armonía y profesionalismo. Hablar con Leidy  Melissa Serna Ramírez, significa platicar con la tranquilidad, la afabilidad y la naturalidad.

Llegó de su amada Angelópolis hace tres años, no tenía ni idea de cómo era el trabajo con los deportistas, solo su experiencia radicaba en lo que había aprendido en el hospital de su pueblo en las consultas externas en que laboraba, sin embargo la vida la puso en el municipio de Itagüí, gracias a la gestión de su suegro.

Ser fisioterapeuta tiene una razón curiosa: “La verdad fue una casualidad, estaba buscando Psicología, pero cuando llegué a la Universidad María Cano, estaban haciendo una muestra o sea un trabajo que tenía que hacer en el tercer semestre y mostraban todo lo chévere de la fisioterapia, pasé puesto por puesto mirando lo de la fisioterapia, le dije a mi papá que cambiáramos el formulario, me decidí entonces por la fisioterapia, fue casualidad pero ahora es mi pasión totalmente”. Expresó la vecina del barrio Terranova 1 del municipio de Itagüí.

Su llegada a Itagüí a resume así: “Trabajé 4 años en el hospital de Amagá, allí hice Salud Pública, hacía consulta externa, renuncié porque mi señora madre se enfermó, esto hizo que estuviera un año parada, posteriormente luego de esa para ingresa a la Secretaría de Deportes de Itagüí, de eso hace ya 3 años”. Dice con gran apacibilidad la profesional.

Sus comienzos en la cartera del deporte itagüiseño no fueron fáciles: “Lo más difícil fue la adaptación a un grupo nuevo y a los deportistas, porque siempre trabajaba en un hospital, el cambio es diferente, porque aquí tienes que recuperar los deportistas de inmediato, la inmediatez es primordial y los ritmos de trabajo son más acelerados, tienes que aprender a trabajar con los deportistas mucho más rápido, mientras que con una persona del común es más diferente. Por ejemplo: En un esguince de tobillo usted tiene dos semanas y hasta tres para recupéralo, en un deportista hay menos tiempo, entonces eso me pareció muy difícil, adaptarme al grupo porque era muy compenetrado, ellos trabajaban muy bien, entonces ingresar al grupo y darme mi lugar ahí fue complicado en su momento, pero me ha ido bien”. Dice Melissa Serna.

Su familia es la más contenta por la labor que desempaña en el deporte: “Mi esposo es el más contento, él es un deportista amateur y ha visto mi progreso en mi trabajo con los deportistas, entonces le agrada porque a veces los deportistas me hacen reconocimientos cuando me chatean, cuando me mandan mensajes de texto y me dicen gracias, entonces a mi familia les muestro esos mensajes y se sienten bien”. Manifestó.

Hay momentos difíciles en la recuperación de un deportista, así mismo existen instantes de acoplamiento con el grupo de trabajo, y ocasiones donde el deportista manifiesta su agradecimiento: “Lo más reciente fue en el pasado Zonal Departamental en Bello, fue con Ana María una atleta, ella tiene una condromalacia y ha sido muy complicado porque realmente se tuvo que retirar, pero en ese zonal, ella lo intentó, entonces se estuvo muy pendiente, me puso un mensaje agradeciéndome y diciendo que había encontrado una persona en quien confiar, ese mensaje me llegó al alma, lo más agradable es que nunca trabajo sola, somos un equipo de trabajo, con Nathalia (Vargas) y el Médico (Juan Guillermo) hemos hecho un gran equipo de trabajo”. Comentó con gran alegría.

Y añadió la profesional: “Trabajar con Nathalia y el médico Juan Guillermo me ha dado una nueva experiencia hay muchas lesiones que están inmersas en el deporte que jamás había tratado trabajando en un hospital, ahora he aprendido muchísimo, laborando al lado Nathalia aprende un montón y al lado del médico Juan Guillermo mucho más, me he compenetrado muy bien con Nathalia, entonces por supuesto que he aprendido 100%”. Relató.

Su futuro lo avizora laborando en el campo del deporte: “Me veo trabajando con deportistas, no era mi fuerte, no era lo que me gustaba, pero ahora me apasiona, me parece muy rico”. Indicó.

No es ajena a las vivencias difíciles y recuerdos que quedaron en su mente: “La enfermedad de mi mamá, ella tenía dematamiositis, una enfermedad muy complicada, estuvo nueve meses que no se valía por sí sola, la tenía que bañar, vestir, ayudarle con todo en las actividades de la vida diaria, eso para mí ha sido lo más difícil, me marcó y unió a mi familia y me sigue marcando. Posteriormente se le hizo un tratamiento y está mejor, pero para mí fue unos momentos muy difíciles”. Recordó la fisioterpeuta.

No olvida su niñez, la vida le proporcionó momentos maravillosos al lado de su hermano: “Desde pequeños nos criamos con caballos, me encanta montar a caballo, mi hermano es herrero”. Rememoró con gran alegría.

Su corazoncito también es vulnerable y tiene su sentimiento: “La última vez que lloré fue en la semifinal de Leones y Real Antioquia de la Liga Argos, porque uno siente como impotencia, ese día me dieron ganas de llorar, aunque no he vivido el proceso muy de cerca porque no estoy inmersa en el equipo, pero si conozco a los deportistas”. Exteriorizó.

De su mejor compañera y gran amiga, no ahorra las palabras: Nathalia López, la verdad compenetramos muy bien, la siento como una gran amiga, me enseña todos los días, me le he pegado porque Nathalia es una tesa, una calidosa, entonces he aprendido infinidad de cosas, aparte de ellos es una gran y excelente amiga con la que uno puede hablar, la que te escucha, la que te aconseja, esa es mi llave”. Recalcó.

Tampoco escatimó palabras y expresó lo que piensa de los deportistas de Itagüí: “Son unos calidosos, en mi municipio nunca se veía nada de eso, allá lo que tiene más fuerza es fútbol sala y el fútbol 11, pero allá no tienen el presupuesto que tienen en Itagüí, allá nunca han contado con un médico, un fisioterapeuta, con nada, mientras que en Itagüí son unos monstros en el deporte”. Finalizó.

Por: Alfonso Ramírez Jaramillo

Publicado el: 2017-12-22

Comentarios