Daniela y Carolina, sacrificio y pasión en busca de una oportunidad

A la izquierda Daniela y su coterránea Carolina, ambas viajan desde el Carmen de Viboral a jugar en el equipo juvenil de femenino de Leones F.C

Una de las particularidades de los habitantes de los pueblos de Antioquia, siempre ha sido la amabilidad, la sencillez y la humildad con que se dirigen a sus interlocutores, Daniela y Carolina son dos carmelitanas que juegan en el equipo femenino de Leones F.C.

Nacidas y criadas en el municipio del Carmen de Viboral, desde allí vienen a buscar una oportunidad en el equipo de las felinas, tanto en el onceno Juvenil como de la categoría libre que dirige el profesor Carlos Mario Mejía Jaramillo.

 

Daniela Correa Muñoz

Hace cuatro años juega fútbol, su primer equipo fue la selección del Carmen de Viboral, ha jugado cuatro departamentales, en el 2016 fue su mejor figuración al quedar subcampeonas en Sabaneta

Su padre le inculcó el amor por el fútbol desde muy pequeña, pero solo a los 14 años empezó a jugar con más dedicación: “Los resultados han sido muy buenos, como todo en la vida es un proceso que cada día se ha ido mejorando”. Subrayó Correa Muñoz.

Todo en la vida se logra con esmero y dedicación, así lo exterioriza la carmelitana: “El sacrificio de venir del Carmen de Viboral hasta Itagüí a jugar ha sido para buscar un mejor futuro, las oportunidades no se encuentran en la misma parte donde se vive, para nadie es un secreto que a los municipios no es que vaya mucha gente a ver jugar a las niñas en los torneos que se hacen en esos pueblos, no es que vayan muchos cazatalentos, entonces la intención es jugar liga para poder darse a conocer y llegar a un equipo profesional que es la proyección y el objetivo final”. Manifestó.

Su futuro lo ve como una gran futbolista y una profesional nutricionista, el apoyo que le brinda su familia es fundamental, al punto de que es transportada por uno de sus familiares. La ilusión y los sueños en el equipo felino son el pan cotidiano de Daniela que tiene 18 años de edad.  

 

Carolina Ramírez García

Su llamado se produce por intermedio de su compañera Daniela: “El profesor llamó a mi amiga Daniela Correa para que se presentara y le dijo que si tenía más niñas talentosas y me presenté y quedé acá con ella”. Dice Ramírez García.

Desde los tres años de edad juega al fútbol,  su pasión por el balompié hace que este sea parte de su vida y que valga la pena venir desde el Carmen de Viboral a buscar un futuro en el equipo que para el año 2018 y 2019 será profesional.

Esta estudiante que este año se graduó como bachiller, se ve como futbolista profesional en un futuro, así mismo sueña con ser una gran administradora de empresas. Su primer equipo fue la selección de su municipio en la categoría juvenil.

Su gran apoyo son sus padres que la apoyan al 100%, para ella es muy bonito saber que siempre están ahí en todo momento independiente de las circunstancias.

“Jugar en Leones vale la pena porque hay un gran grupo y vemos la motivación, la energía y el sacrificio que hacen para salir adelante y la buena proyección que se tiene en el equipo”. Comentó con gran ilusión la joven futbolista.

Por: Alfonso Ramírez Jaramillo

Publicado el: 2017-12-15

Comentarios