“En Itagüí Leones hay muy buena unidad, muy buena unión”. Londoño Montoya

El Preparador Físico de la Primera A y Primera B felina, un profesional con inmensa Calidad Humana.

Hablar con el Preparador Físico de las divisiones menores de Leones F.C, significa abrir una caja de música, una cascada de experiencia, jovialidad, sencillez y sobre todo una gran amabilidad.

Osvaldo de Jesús Londoño Montoya, desde hace cuatro años labora en el equipo felino, hace un trabajo callado tan importante como fundamental, sin la preparación física, un equipo de fútbol no rendiría como realmente requiere un grupo de alta competencia   

Desde pequeño le gustó bastante el deporte, vivía en el Barrio El Salvador de Medellín y organizaba equipos para jugar en la calle, jugaba así mismo con esos oncenos en la cancha “El Mosco”, siempre le gustó el deporte hasta que se metió a la universidad. En ente universitario empezó a estudiar matemática y física pero esas carreras no eran lo suyo y se metió a la preparación física.

Desde el año 1995 está en el fútbol, estudiante de la Universidad de Antioquia en la Licenciatura de Educación Física, luego ingresó a una escuela de semilleros llamado Talentos Bellanitas como director técnico en las categorías 4ª, 3ª, en el año 1997 se gradúa en su carrera en el Alma Mater.

Por cuestiones del destino, el preparador físico de la Primera A y Primera B de Talento Bellanitas, salió a vacaciones y le pidieron el favor de que les hiciera la preparación física, que si se sentía capacitado, les gustó su trabajo y desde entonces, año 1999 está con la preparación física.

“He pasado por varios equipos: Copebombas, todas las Selecciones de Bello, desde Pony Fútbol hasta las selecciones departamentales e intermunicipal, así mismo en el Club Salento de Bello, igualmente por el Boca Juniors, siempre como P.F. Igualmente estuve seis meses en el Envigado F.C profesional con el profesor Gustavo Chaverra, colaborándole, aportándole y ganando mucha experiencia”. Comentó el profesor Londoño Montoya

Estudiando en el Tecnológico de Antioquia, trabajaba con bienestar universitario a nivel de unas cátedras en algunos municipios y fue profesor universitario.

Un día en el estadio de Bello lo pide el Club Salento para hacer una pretemporada, estaba en ese momento Leones F.C allá, habla con el profesor Alberto Toro y le entrega una hoja de vida, desde esa fecha es contratado, de ello hace ya cuatro años.

Este residente en el barrio Prado de Bello, se siente reconocido por su trabajo en Itagüí Leones, sin embargo en su carrera ha pasado momentos difíciles cuando en algunos equipos por donde pasó, sus directivos no valoraron su trabajo y aun llegando a las finales fueron despedidos tanto él como el técnico de entonces.

Agradece mucho al profesor Chaverra y a Ramón Cendoya, para el profesor Osvaldo han sido el gran ejemplo, especialmente el segundo, siendo preparador físico del equipo profesional de Leones F.C en Bello, hacía muchos trabajos con él y le enseño muchas cosas y pensaba: “Si hacemos un buen trabajo, nos tienen que dar continuidad, valorar, pero en muchas partes no se da eso”.

“Afortunadamente en Itagüí Leones hay muy buena unidad, muy buena unión, muy buen cuerpo técnico en el equipo profesional, me estiman y los estimo mucho, a veces cuando puedo voy donde ellos, porque me toca estar entrenado Primera A y Primera B y no se me da, ya me dieron la oportunidad de estar en el banco en un partido de Copa Águila, fue un día que el P.F. Javier Morales no estuvo, se fue para Manizales y allí estuve yo”. Afirmó con alegría Londoño Montoya.  

En Leones F.C comenzó con Primera A, luego estuvo con la Primera B y Primera C, este año estuvo también con la Sub 20.

Reconoce que Leones F.C es sinónimo de seguridad: “A mí me parece que es mucha garantía trabajar en Leones, fuera de eso es una familia, desde la cabeza Don Carlos Murillo, Don Jorge Murillo, Don Luis Roberto que ha sido digamos como el padrino de nosotros que ha estado al tanto de las divisiones menores, Juan Carlos Álvarez, Mauricio Martínez, John Fredy Garcés, he tenido al lado buenos técnicos, ellos me han colaborado bastante, hemos congeniado y han estado valorando el trabajo que se ha hecho, entonces por eso hay tranquilidad, a la hora que lo requieran a uno en alguna otra categoría estará uno dispuesto”. Manifestó.

Igualmente como todo profesional que es, tiene sus sueños e ilusiones: “Tengo la tranquilidad de seguir trabajando, no aspiro tanto estar en un equipo profesional, ya lo estoy y me reconforta y madrugo con las ganas de trabajar, hasta digo, no voy a trabajar, voy es a disfrutar de esto, porque es lo que me gusta, lo que sueño es ver al hijo mío trabajando conmigo , porque también está incluido en ese cuento del deporte, ha estado mucho tiempo estudiando, está metido en esto del fútbol, entonces también le gusta, ya quedé una vez con él campeón en Cartagena, con Talentos Bellanitas en un Festival Nacional de Escuelas de Fútbol, yo como técnico y él como asistente o preparador físico, entonces son sueños que uno tiene y si algún día llegamos al equipo profesional sería muy bueno, pero estoy muy amañado en Leones afortunadamente”. Reveló.

En el año que pronto terminará, se reflejó en la parte profesional el trabajo:  “Estamos muy contentos todos, porque hablamos mucho, desde el cuerpo técnico del equipo profesional, hasta los técnicos de divisiones menores, hablamos mucho, nos reconforta que jugadores de divisiones menores que siempre los están llamado para entrenar con el equipo profesional, no vallan a dañar un trabajo, sino que van aportar y llegan con conocimientos básicos de lo que hace el equipo profesional, porque abajo hacemos básicamente lo mismo”. Expresó.

Reconoce que es lo más difícil en este trabajo:  “Lo más complicado siempre ha sido el trabajo de pretemporada, ud sabe que toca organizar un buen trabajo, donde se consiga una muy buena base aeróbica con ellos, entonces hay mucha corredera, mucho trabajo, entonces es complicado con ellos, pero ya después el trabajo es bien planificado y organizado, no quisiera pasar por alto el trabajo del gimnasio, el que hace el profesor Óscar Ramos, un buen trabajo, con base a lo que podamos hacer de sacarlos un día solamente para el gimnasio, para hacer trabajo de fuerza, donde él lo tiene muy buen planeado y no choca con el trabajo de campo que hacemos”. Declaro Londoño Montoya.

Llegar a Itagüí deja para él una visión amplia: “Mirándolo desde el punto de vista de nosotros, se nos abre el abanico de tener una nueva afición, de tener un nuevo campo donde podamos retomar jugadores, porque en Itagüí hay muy buenos jugadores y muy buenos equipos, y el tema de tener una muy buena infraestructura donde entrenar, desde el punto de vista de los equipos, a veces trata de haber un choque, porque Leones es un equipo que viene de afuera, entonces se da como el concepto de se van a quitar espacios y eso es lo que no queremos nosotros, ojalá tuviésemos muchos jugadores, tanto en divisiones menores como en el equipo profesional de Itagüí y eso es a lo que le vamos a apuntar también”. Indicó.

Tiene claro que con el ascenso del equipo profesional a la División Mayor del Fútbol Profesional Colombiano, se abren más oportunidades: “Eso esperamos, porque el alcalde León Mario ha sido muy abierto, nos ha apoyado mucho y estamos contentos con él, porque el apoyo se ha visto, no es como en algunas otras partes que llegábamos y nos decían que nos daban el apoyo y resulta que se quedaban y se quedaban, no aquí realmente lo hay, sabemos que la gente se nos va a seguir pegando, nosotros queremos estar con ellos, queremos aportar desde nuestro campo profesional, donde sea, en cualquier escuela, aportar a los semilleros, sin el afán de agarrar todos los jugadores o digamos todos sus participantes, simplemente tratar de generar un espacio alternativo para ellos también”. Sostuvo el profesional

No es ajeno a las anécdotas y vivencias que ha tenido en el fútbol: “He tenido muchas, hace muchos años dirigí una Primera C semi profesional y tuve anécdotas por fuera, donde nos tocaron derrumbes donde no podíamos llegar a un partido, pero a mí como la anécdota que más guardo, ha sido con esos jugadores que han dejado huella en uno, jugadores que estuvieron con uno y que todavía nos recuerdan y me dicen: “-profe porque ud me exigía, por eso yo estoy aquí ahora-“ jugadores que han estado en el profesionalismo o que están ahora en este momento, eso es algo grato. Ver uno como me tocó en Envigado, que para mí el ejemplo mayor de cualquier jugador de fútbol, fue la “Pelusa” Orrego, porque era el más veterano en ese equipo, sabemos cómo es la cantera del Envigado F.C que es una mata de muchachos y “La Pelusa” era el primero en llegar, el primero en cambiarse y el primero en correr y halar a los muchachos, eso cree uno que es un ejemplo que se tiene que seguir, se tiene que seguir disfrutando esto y decirle a los muchachos que esto es algo que algún día les va a traer muchos beneficios”. Recordó.

Habló así mismo del trabajo Psicológico con los muchachos que son muy buenos futbolistas pero que están quedados: “Nosotros tratamos de hablar mucho con ellos, desde el director técnico o el asistente, preparador físico o el coordinador de divisiones menores, tratamos mucho de hablar con ellos, les decimos que no se queden, los apretamos, llegado el momento nos toca apartarlos y meterlos en un segundo grupo, para que ellos sientan y se pellizquen y vean realmente que es lo que pasa, con muchos hemos tenido esa situación, recapacitan y se la vuelven a meter, porque muchos saben que quieren es vivir del fútbol, son muchachos muy receptivos y saben para dónde van”. Asintió.

Al final de la charla, el gran profesional Osvaldo de Jesús, agradeció su presencia en El Escenario de los Clásicos: “Muchas gracias Don Alfonso por el acompañamiento al club, a esta familia que es Leones F.C, se lo agradecemos de corazón porque sabemos el buen trabajo que está haciendo”.

Por: Alfonso Ramírez Jaramillo

Publicado el: 2017-12-11

Comentarios