La afición de su padre por el fútbol, le marcó el destino

“Pensé que Nacional lo era todo, vine a Leones y vi que las cosas son diferentes y que cambian”. Dice el volante ofensivo felino

Hay una particularidad en cada uno de los jugadores de Leones F.C, bien sea del equipo mayor o en cualquiera de las divisiones menores, la sencillez en muchos casos y en otros, la humildad de sus jugadores, muchachos que arropados por el ejemplo de una gran administración, se van contagiando de la gran calidad humana de esta.

Juan Camilo Lara Castaño es un ejemplo palpable de ello, su sencillez y  humildad lindan con la timidez, hacen de él una gran persona tanto dentro como fuera de la cancha. Desde los siete años empezó a jugar fútbol, todo se dio por la afición de su señor padre por el deporte más popular del mundo.

Su primer equipo fue Coimpresores, luego da el salto al Atlético Nacional, el equipo verde lo cobijó desde los 8 años, pasó por el Pony Fútbol y por todas las categorías del “Rey de Copas” hasta hace un año que presta sus servicios al equipo felino.

Estando en Nacional salió en tres ocasiones campeón en la Liga, Sub 14, Sub 15, Sub 17. Con la categoría Sub 15 fue a México a un torneo internacional en donde participaron equipos como Tijuana y Santos Laguna en la categoría Sub 15, allí quedaron sub campeones.

El año anterior le dijeron que Atlético Nacional no lo tendría en cuenta para el 2017, pero que querían seguir contando con él, le ofrecieron la oportunidad de venir a Leones F.C al equipo Sub 20, propuesta que no pensó dos veces y la aceptó, vio que en el equipo felino era una buena oportunidad para seguir sumando experiencia. Junto a él llegaron además del equipo verde sus compañeros Juan Pablo Álvarez y Santiago Robledo.

“En Leones F.C me he sentido excelente, los profes me han dado la oportunidad, he aprendido muchas cosas, he valorado también otras y gracias a Dios nos ha ido muy bien”. Dice complacido el gran volante felino.

Piensa ir paso a paso jugando en Leones F.C, luego ir a un grande de la A, una Selección Colombia y porque no a Europa. “La humildad que maneja el grupo es muy importante, todos somos una familia y eso se nota en el campo de juego”. Manifestó Lara Castaño.

Ya tuvo la oportunidad de estar en el banco contra Envigado F.C en la Copa Águila, en ese juego estuvo unos minutos en el campo, el profesor Juan Carlos Álvarez le da ha dado confianza, desea sumar minutos en la Sub 20, ir aprendiendo y esperar otra oportunidad para aprovecharla

Residenciado en el barrio Manrique de Medellín, la familia está muy pendiente de él y el apoyo es al 100%. Uno de sus más bellos recuerdos fue estando en la Sub 15 verdolaga: “En una final contra Envigado quedamos campeones, nos fuimos a penales y ganamos el título”. Rememoró.

Uno de los goles que más recuerda lo hizo este año a Molino Viejo que les dio la clasificación a la segunda ronda. Camilo Lara ante todo es un muchacho agradecido, ello se nota al hablar del equipo que lo tuvo desde los 8 años, el Atlético Nacional: “Con Nacional estoy muy agradecido porque me abrió las puertas, porque me enseño demasiadas cosas, pero uno tiene que tomar otros rumbos muchas veces, pensar en otras cosas, no quedarse estancado, en Nacional uno piensa que es muy buen jugador pero muchas veces las cosas no se nos dan, entonces es mejor tomar otros rumbos y siempre mirar hacia adelante”. Indicó.

Pero así como no ahorra agradecimientos con el verde de Antioquia, también es consciente que es un equipo donde las oportunidades son muy escasas: “Pensé que Nacional lo era todo, que uno allá lo tenía todo, acá vine y me di cuenta que las cosas son diferentes, que las cosas cambian y que uno tiene que aprender cada día, hacer más esfuerzos, entonces eso es lo que nos ha fortalecido a nosotros, que hacemos muchos esfuerzos, las madrugadas, muchas veces no hay pasajes”. Declaró.

Juan Camilo se levanta a las 4 de la mañana para estar en Bello en la Unidad Deportiva Unión Cristiana, allí llega antes de las seis para entrenar con el equipo, sacrificios que un joven talento como él, tiene que hacer para rumiar poco a poco sus sueños.

Por: Alfonso Ramírez Jaramillo

Publicado el: 2017-11-02

Comentarios