Dos amigos, dos panas, dos hermanos.

Juan Andrés Franco Arango (Derecha) y Yeisson Alonso Jiménez Velásquez.

A través de la historia se ha dado que en cualquier estamento de la vida han surgido grandes amigos que han perdurado con los años y el paso del tiempo, parejas amigables como Benitín y Eneas, Pedro Picapiedra y Pablo Mármol, Bart y Milhouse, El Inspector y Dodo, Batman y Robín, Kalimán y Solín, tantos y tantos que la lista sería larga.

Y de esta lista porque no, pueden hacer parte estos personajes de la Secretaría de Deportes, que haciendo una analogía con los pintorescos personajes de los comics, hacen con su carisma y buen compañerismo parte amena de la labor deportiva que manejamos en esta cartera municipal.

Juan Andrés Franco Arango y Yeisson Alonso Jiménez Velásquez, el primero como diseñador gráfico y el segundo como Instructor de Gimnasia y posteriormente como preparador físico, se conocieron en el año 2009 trabajando en el Cubo.

Como amigos han compartido muchas cosas, han sido muy unidos, se han ayudado mutuamente, han compartido viajes a Departamentales, como fueron los de los años 2010 en Apartadó, 2011 en la Ceja, 2012 en Yarumal e Intercolegiadosen Jericó 2012 y otros eventos deportivos de la Secretaría donde han sido panas y compañeros eternos.

Juan Andrés dice que ha aprendido de Yeisson la humildad, el profesionalismo, y el amor a su familia. Jiménez Velásquez por su parte nos dice que el profesionalismo, la carrera de diseño, la responsabilidad, la amistad sincera y fiel de Franco los ha llevado a ser casi hermanos, al punto que su familia lo ha aceptado como su buen amigo ya que es muy allegado a ella.

Anécdota:

Ellos tienen entre tantas que han vivido dos en particular:

En Apartadó el sitio de alojamiento era retirado de los campos deportivos. Un día, luego de almorzar nos retiramos a hacer una siesta y nos quedamos profundamente dormidos, cuando nos despertamos ya nos había dejado el transporte que llevaba a los deportistas a la competencia, el susto fue mayor al saber que teníamos que caminar un buen trayecto de 20 minutos aproximadamente bajo el inclemente sol de Urabá, cuando llegamos las competencias se habían acabado.

Y esta otra:

En el municipio de Jericó en los juegos Intercolegiados de 2012, la encargada de la alimentación era “MUY FORMAL” y “SIMPATICA”, cierta vez quisimos repetir el menú, pero no nos atrevíamos a decírselo, uno de los conductores de la delegación que almorzaba a nuestro lado muy educadamente pidió repetir frijoles, a lo que señora “simpática y formal” respondió con unos términos fuertes que de inmediato nos quitaron las ganas de repetir comida

Por: Alfonso Ramírez Jaramillo

Publicado el: 2013-10-30

Comentarios