La gran figura femenina de Leones F.C

“Geral” como le llaman sus compañeras, ficha importante para el torneo profesional que se avecina el próximo año

Una de las figuras que se ha visto en la familia felina, indudablemente es la Itagüiseña Geraldine Martínez Vélez, una talentosa deportista que marca diferencia en el equipo que participa en la Liga Antioqueña de Fútbol.

Desde muy pequeña incursiona en el fútbol, a nivel organizado desde hace 7 años, su afición por el deporte más popular del mundo le causó bastantes inconvenientes familiares, especialmente con su señora madre, ello motivó a que se aferrara más a este deporte, debido a sus progresos en esta actividad física hoy recibe el apoyo de todo su entorno familiar.

Las Violetas de Belén fue el primer equipo que vio los destellos de esta gran futbolista, posteriormente pasó a la Escuela de Pacho Maturana, su llegada a las huestes Itagüiseñas se da por Elkin Cardona quién la lleva a jugar su primera Pony y a integrar una Selección Itagüí.

Nació en Envigado el 25 de mayo de 1997, pero desde muy pequeña vive en el barrio Yarumito de Itagüí. Nunca exigió comodidad para jugar fútbol, con lo poco o mucho que tuvo se abrió paso en el mundo del balompié, a sus padres les profesa un gran amor, afirmando que el fútbol es su amor eterno.

En la segunda Pony Fútbol que jugó, fue la goleadora y jugadora más destacada del torneo, ese mismo año participó en la primera liga de fútbol femenino, también logrando el botín de oro, pero lamentablemente ese mismo año jugando en la vieja cancha de Santa Ana (arenilla), tuvo una lesión de ligamento cruzado y la tuvieron que operar, ello la sacó de las canchas 8 meses privándola de una convocatoria a la Selección Colombia.

Cuando se recuperó, regresó al equipo que la vio nacer futbolísticamente, Las Violetas. En este nuevo ciclo se pasó a la final pero solo se alcanzó el subcampeonato.

Su talento fue observado por el técnico de la Selección Antioquia del momento, este la convoca de inmediato. Se jugó un zonal en la ciudad de Medellín y la clasificación la llevó a jugar la final en Villavicencio. Allí  enfrentó y se les ganó a todos los equipos incluidos Valle y Bogotá, con este último se empató pero no comprometió el título que se ganó con gran lucidez.

Como un triste recuerdo tiene el haber dilapidado dos penales en una final en un torneo en Itagüí, con gran alegría dice que: “Todos los partidos que disfruto con mis compañeras son especiales, porque son mis amigas, la alegría que a ellas les da cuando hacen gol o cuando yo lo hago, la manera como celebramos porque más que un equipo de fútbol somos una familia”.

Entre sus grandes amigas, destaca a Daniela Yepes quien fue con la que empezó en este gran camino del fútbol, así mismo con Luisa Posada quien es con la que mejor se lleva. En los 7 años que lleva jugando con ellas, ha disfrutado plenamente este deporte.

Otro de los profesores de quien ha recibido consejos, ha sido Juan David Chavarriaga, el popular “Cafú”, quien la convocó a los zonales clasificatorios de los Juegos Departamentales de fin de año.

Su gran ilusión está muy cerca y es jugar fútbol profesional, bajo la orientación del profesor Carlos Mario Mejía Jaramillo su técnico en Leones F.C, el sueño está a la vuelta de la equina.

Todo será posible el año entrante que la División Mayor del Fútbol Profesional Colombiano exija a los equipos inscritos a su liga que tengan un equipo femenino para que participen en el torneo de esta rama.

Pero su sueño no termina ahí, la gran capitana felina, también  quiere hacerlo en Europa, propiamente en Alemania, en el Continente Americano, especialmente en Estados Unidos o el mismo Brasil que es potencia en este deporte.

Su orgullo mayor es ser representante de su municipio en el fútbol que es su vida, ha luchado por sostenerse en este deporte, incluso sus grandes luchas con su señora madre hoy se ven realizadas en los grandes logros obtenidos.

Por: Alfonso Ramírez Jaramillo

Publicado el: 2017-10-11

Comentarios