Un obrero felino de la Sub 20

Desde la edad de tres años viene formándose en el fútbol, digno representante bellanita para el fútbol de Leones F.C

Con la calidez y sencillez que caracteriza a cualquier integrante de la familia felina, así es Juan Pablo Cano Tamayo, joven bellanita que a sus 19 años está muy cerca de lograr sus sueños, uno de los tantos obreros que tiene este  Leones F.C que participa en el Torneo Nacional y que lo tiene a punto de clasificar a la tercera ronda del certamen.

Residente en el barrio Las Cabañas en el municipio del norte del Valle de Aburrá, sus comienzos los hizo en Talentos Bellanitas, de allí fue llamado al equipo itagüiseño cuando este se llamaba Deportivo Rionegro y Juan Pablo tenía 16 años.

En el equipo profesional ya tuvo su primera “palomita”, aunque estuvo en el banco, fue contra Rionegro Águilas cuando jugaron de visitante en la Copa Águila, sabe muy bien que goza de la confianza del profesor Juan Carlos Álvarez en su proceso de formación: “La parte formativa de Leones ha sido muy buena, evolutiva, los profesores me han tenido mucha confianza, el profesor Juan Carlos Álvarez me ha dado la continuidad y me anima a hacer entrenamientos con el equipo mayor para ir fogueándome en la profesional”. Dice Juan Pablo con enorme ilusión.

Y agrega: “Me he sentido muy bien, es un equipo excelente, grande que siempre disputa instancias finales, me han tratado espectacular”. Cano Tamayo es uno de los líderes en el apoyo al equipo.

Desde muy pequeño (3 años de edad), sus padres lo fueron llevando y le han acompañado en esa pasión que ha tenido por el fútbol. Su día empieza a las 4 de la mañana cuando empieza a prepararse para salir a entrenar al Trapiche (Unidad Deportiva Unión Cristiana en Bello), luego complementa su entrenamiento yendo al gimnasio y finalmente en la tarde hace otra práctica de fútbol.

Tiene un hermano que juega en Ferroválvulas y entre sus grandes amigos en Leones F.C destaca a Emanuel Builes y a Brayan Vera, recientes promovidos a la rama profesional, de ellos recibe los mejores consejos, que trabaje duro porque en cualquier momento se le dará la oportunidad por su buen rendimiento.

Su futuro lo ve inicialmente jugando en la profesional de Itagüí Leones, luego en otro equipo que sea el trampolín para llegar a Europa que Es el sueño de cualquier futbolista dedicado a la profesión.

Del cuerpo técnico solo tiene las mejores palabras para ellos: “Pienso que los técnicos de Leones F.C son muy experimentados, el trabajo que hacen es excelente, la forma en que tratan a los jugadores es extraordinaria, en verdad es una real familia”. Manifestó el felino que siempre ha jugado de volante.

No olvida quizás el mejor gol hasta el momento en su carrera: “Fue uno que le hice al Atlético Nacional en la categoría C, me fui por la banda extrema con el balón y me gambeteé 5 contrarios”. Subrayó.

Uno de los recuerdos que más lo ha marcado fue la ausencia de uno de sus  familiares: “La muerte de un tío me marcó, era quien me acompañaba a los partidos, él me animaba y me decía que fuera muy inteligente para jugar, que el fútbol es de mucho esfuerzo y sacrificio, hace 5 años se fue para la eternidad”. Comentó.

Por: Alfonso Ramírez Jaramillo

Publicado el: 2017-09-28

Comentarios