El cerrojo felino

“Cuando uno se hace profesional se abren muchas otras puertas”. Edisson Restrepo

De los personajes más sencillos que el reportero ha entrevistado está este defensa centro de Itagüí Leones, Edisson Restrepo Perea nació en Medellín pero ha vivido en el barrio cuatro esquinas del municipio de La Estrella toda su vida.

Desde pequeño pateaba un balón en compañía de su señor padre, al papá siempre le gustó que hubiese sido gimnasta, al ver que el pequeño Edisson se inclinaba por el fútbol, lo ingresó a una escuela de fútbol de un primo suyo, posteriormente ingresa a la Escuela de Pilsen, al ver su progenitor que se destacaba, lo ingresó a la Escuela de Atlético Nacional cuando el pequeño tenía 7 años.

Allí en el equipo verde hizo todo el proceso de divisiones menores, conoció a grandes estrategas y profesores que lo fueron llevando poco a poco, a la edad de 11 años queda en el equipo del Pony Fútbol, lo que siguió fue un proceso con todas las categorías del equipo verde en la Liga Antioqueña de fútbol.

Jugando su último año en el equipo de la Primera A, deciden mandarlo al equipo felino, fue en el mes de febrero de 2016 estando Leones F.C en Urabá: “Estar en Leones F.C, me ha parecido una gran experiencia, un gran equipo con buena estructura, muy chévere porque se me dio la oportunidad de mostrarme como profesional, de hacer mi proceso, de crecer como persona y sobre todo como futbolista”. Comentó el gran zaguero de Itagüí Leones.

Leones F.C es un equipo que ha tenido historia en la B, ha estado muy cerca de ascender en varias ocasiones, pero siempre ha faltado la estocada final para ascender, este semestre venimos con una racha muy positiva donde queremos continuar así, creo que todos estamos con la gran mentalidad de hacer las cosas bien y lograr el ascenso”. Recalcó el portador de la camisa 15 felina.

Cada que salta a la cancha, su mente está puesta en su familia, principalmente en sus padres, los ve como el motor de todo, siempre han estado en cada momento, cada paso, cada proceso, siempre lo han apoyado, especialmente su señor padre, ello representa una alegría inmensa. Otro lugar muy importante en su pensamiento es para su novia. Edisson es un eterno agradecido con Dios por permitirle jugar día tras día y consolidarse y tener un nuevo reto.

Su futuro lo ve jugando fuera del país y siempre en compañía de su familia, siempre con la misma energía y ganas que lo caracterizan. El inter de Milán es el equipo en que se sueña estar jugando. Sus referentes mundiales son Carles Puyol e Iván Ramiro Córdoba.

Recuerda con tristeza un episodio que le arrancó lágrimas el año pasado jugando con Leones F.C: “Cuando perdimos el ascenso enfrentando al Deportivo Pereira, me dolió mucho faltando 10 minutos cuando el Pereira nos hizo el 2 x 1, a mí fue el que me pitaron el penal, en los minutos siguientes se me salían las lágrimas de la impotencia de haber hecho el penal y saber que se nos podía quitar la posibilidad del ascenso, empatamos, pero faltaba muy poco para poder hacer el 3 x 2, aunque tuvimos la oportunidad”. Manifestó Restrepo.

Sus inicios en el fútbol fueron como volante de marca, en Atlético Nacional se le dio la oportunidad de jugar de lateral en un partido de la Sub 20 porque el titular estaba lesionado y Edisson estaba de suplente, su juego en esa posición le gustó mucho en ese entonces al profesor Juan Carlos Osorio y a su asistente Pompilio Páez, un mes después lo convocan a un juego de Liga Águila contra Pasto de visitante, en ese cotejo juega 70 minutos, dice Restrepo: “Debutar como profesional a los 17 años fue una alegría inmensa”.

Posteriormente Restrepo Perea regresa a volante de marca y lateral, hizo en varias ocasiones las dos posiciones, al llegar a Leones F.C en el primer semestre del año 2016, se le da la oportunidad de jugar de central y se consolidó en esa posición.

Un momento inolvidable fue el gol que le hizo al Unión Magdalena, fue su primera anotación en el profesionalismo y lo celebró a rabiar “Fue un desahogo, llevaba mucho tiempo buscándolo, se me habían creado varias opciones, siempre me faltaba esa puntadita final de poder hacer el gol, fue una alegría inmensa porque estaba toda mi familia en la tribuna y fue dedicado a ellos, aparte de ello el triunfo, faltando tan poco tiempo para acabar el partido”. Comenta con gran satisfacción Restrepo.

Otra vivencia que no se le borra de su memoria fue haber jugado el Pony Fútbol en la Marta # 1: “Jugaba el primer partido con Nacional, fue una alegría inmensa porque es el sueño del niño que se quiere mostrar, a los 11 ó 12 años se quiere jugar el Pony Fútbol, no se quiere más en ese momento, nos clasificamos un poco complicados, entonces para mí fue un sueño grande y una de las experiencias más hermosas”. Recordó.

Con todos se la lleva muy bien en el equipo, con Felipe Aguirre es con el que más se entiende, a aparte de ser su compañero de zaga en los hoteles comparte la habitación, ambos vienen de Atlético Nacional, han crecido juntos, ello les ha creado un gran vinculo, se entienden en la cancha y se hablan en ella.

Todos los técnicos que ha tenido lo han marcado, en Nacional Nicolás Erazo, Diego Mazo, Felipe Merino son los que más recuerda. Ahora el profesor Juan Carlos Álvarez le ayudado a coger un nivel muy alto competitivamente.

En su entorno barrial siderense, los vecinos lo apoyan mucho, desde que estaba en Nacional le han seguido mucho el proceso, ahora en Itagüí Leones muchos lo ven en los juegos por televisión.

Llegar a Atlético Nacional es el sueño de muchos, aunque pertenece al equipo verde, en el equipo itagüiseño se siente cómodo: “Tuve la oportunidad de estar ahí, ha sido mi gran equipo, pero creo que cuando vos  salís de ahí, el sueño no queda en solo regresar o volver a la casa o debutar allá, ¡NO! yo estoy contento en Leones, creo que cuando uno se hace profesional se abren muchas otras puertas y la mira ya no está en Nacional, la mentalidad cambia, ya uno crece, y hay otros equipos grandes donde se te pueden dar otras oportunidades y tenés que aprovecharlas, no te puedes cerrar a una opción, hay que mirar esas cosas y mirar más lejos”. Afirmó el bastión de la defensa felina.

No se la cree en este segundo semestre con el protagonismo de su equipo en el Torneo Águila II, aunque falta mucho por jugarse, va paso a paso con los pies sobre la tierra, como sus compañeros, él también ve la posibilidad del ascenso muy cerca, pero va con precaución: “Todos somos conscientes de los que nos ha pasado en años anteriores, sabemos que falta mucho y cada partido es diferente, siempre tiene un tinte diferente cada juego, entonces vamos paso a paso”. Subrayó.

Referente al ascenso, añadió: “El otro año me veo jugando con Leones F.C en Liga Águila, recibiendo equipos como Nacional Cali, Millonarios etc, pero mi cabeza primero está es con Leones F.C y luego lo que se venga”. Dijo.

Jugar en el estadio Ditaires ante el público, lo ve más como una motivación que una presión, sabe muy bien que tienen una responsabilidad de mostrarles buen fútbol, no ganar por ganar, sino mostrarles que se tiene un gran equipo, en su recuerdo está los llenos en las finales del año pasado y en lo que va de este 2017, ve como a las gradas le llega más gente y eso es una motivación muy grande, no solo para Edisson Restrepo Perea sino para la familia Leones F.C.

Dentro de su sencillez agradeció al reportero por la nota: “Muchas gracias por la invitación y por darme la oportunidad, bueno es saber que nos estas apoyando a la institución, que nos estás siguiendo los pasos, el compromiso está siempre de parte mía y del equipo, queremos celebrar el ascenso en diciembre”. Finalizó.

Por: Alfonso Ramírez Jaramillo

Publicado el: 2017-09-21

Comentarios