Todo un guerrero del medio campo felino

De familia de futbolistas, Gómez ve muy cerca la A Profesional

Su seriedad dentro y fuera de la cancha, conjuga con su rendimiento futbolístico, Sebastián Gómez Londoño es un muchacho sencillo residente en el barrio Andalucía-La Francia de Medellín, sus sueños están intactos y son los de subir con Itagüí Leones a la máxima división del Fútbol Profesional Colombiano.

Su familia está conformada por padre, madre y hermanos futbolistas, tres hombres que juegan en Formantioquia  y una mujer que lo hace en el Club Molino Viejo.

Al equipo felino llegó después de haber hecho un buen recorrido y su tarea deportiva, sus primeros puntapiés los dio en el Club Formantioquia desde los 5 años de edad, allí estuvo por 8 años, por un convenio pasó al Atlético Nacional donde jugó 5 años, dos de ellos en el equipo Sub 20, el Rey de Copas fue su plataforma para llegar a Leones F.C en el año 2016.

En sus recuerdos hay algo difícil antes de llegar a Leones F.C: “La lesión antes llegar acá fue algo arduo, me lesioné trotando en el cerro El Volador el quinto metatarsiano”. Rememoró.

Llegar a Itagüí le ha significado una gran satisfacción: “Creo que nos han brindado todo, la afición incluso nos ha dado todo el apoyo, nos hemos sentido muy bien”. Comentó con agrado.

Desde que llegó al equipo felino, ha sabido esperar su oportunidad: “Me ha tocado muy difícil, llegué lesionado, me tocó “hacer la fila” y este año gracias a Dios he venido jugando”. Argumentó.

Recuerda los momentos difíciles al inicio de la temporada en el primer semestre, así mismo disfruta lo que se vive en la actualidad: “Al principio fue duro, la primera fecha que se perdió con Valledupar y por ahí empezamos un poco desconcentrados, el equipo no estaba como hoy lo está, ahora se ve un equipo más sólido, por eso estamos donde estamos”. Dijo con gran satisfacción y añadió: “El mejor momento es el que estamos viviendo, hay que disfrutarlo y seguir sumando que es lo que queremos, nuestra aspiración en el club como de la afición es estar en la A”.

Sebastián Gómez tiene a su haber una gran experiencia, no en vano en Atlético Nacional compartió con compañeros de la talla de Marlos Moreno, Davinson Sánchez, Brayan Rovira, Edisson Restrepo su compañero actual en Itagüí Leones, su gran amigo en el equipo felino es el portero Cristian Arroyabe al que le dice cariñosamente “Pitúa”.

Es un gran cobrador de penales, ha convertido tres para beneficio de su equipo: “He hecho tres goles este año de penal, antes de patear hay que tener mucha personalidad, estar seguro de que va a ser gol”. Comentó con convicción.

No tiene ninguna duda de que la B es una gran vitrina: “Veo el paso a la A muy cerca, para eso igual estamos trabajando, la B es una vitrina muy buena esperamos llegar a la A Dios quiera”. Manifestó.

En su puesto admira al volante del Real Madrid Luka Modrić, su visión la pone en el viejo mundo jugando en cualquier equipo europeo. De su cuerpo técnico actual dice: “Trabaja muy bien, brindan mucha confianza, creo por eso la actualidad del equipo”.

Como todo futbolista tiene un gran recuerdo: La primera convocatoria al equipo profesional en Atlético Nacional, viajé a Pasto y me parece que eso es lo que quiere uno que está en este cuento, fue algo muy bonito, así no haya jugado pero que se quedó marcado en mi memoria”. Subrayó. 

Por: Alfonso Ramírez Jaramillo

Publicado el: 2017-08-10

Comentarios