El felino chocoano de ébano

Su amabilidad y sencillez fuera de la canchas, las trasforma en agresividad felina en los partidos

Nació en el Chocó pero solo vivió allá hasta los cinco años, su familia se desplazó a San Marcos-Sucre y sus primeros goles los celebró jugando para su colegio en los Juegos Intercolegiados, fue entonces cuando nacen sus primeros retos, al ser goleador en aquellos torneos sucreños iba mostrando su casta.  

Fue entonces cuando un amigo de la familia ve en Wilmar Alexander Cruz Moreno todo un potencial que había que explotar, este amigo familiar le preguntó que si quería venirse para Medellín, fue entonces a los 11 años que se viene para la ciudad de la eterna primavera a probar suerte: “Este amigo de mi padre me buscó el contacto, fue entonces cuando por intermedio de Mauricio “El Chicho” Serna, recalo en la filas del equipo de Gallegol de Nelson Gallego, allí en el equipo lo vieron, un día después me dicen que me vaya para la escuela de Leonel Álvarez donde permanecí tres años y medio”. Expresó el goleador felino.

De Leonel Álvarez pega el salto al Envigado F.C, allí permanece seis meses, su salida del equipo envigadeño se da porque no se llega a un acuerdo,  ofrecían muy poco por su pase, fue entonces cuando llega al Atlético Nacional Sub 20.

Tiempo después el chocoano se aburre en el equipo verde y renuncia, para el 2016 tiene un paso breve por Deportivo Pasto y posteriormente se va al Sudamérica de Uruguay de primera división, unos empresarios españoles por poco lo transfieren al fútbol español pero el negocio se cayó.

“Iniciando el 2017 me presento a Itagüí-Leones y el profesor Juan Carlos Álvarez me da la oportunidad, el primer semestre fue bastante productivo y convierto seis goles”. Manifestó Cruz.

El diálogo futbolístico con el tridente ofensivo felino ha sido positivo, no hay una rivalidad, todos se colaboran, especialmente con Jeison Medina con el que mejor se la lleva, hay una sociedad maravillosa entre los dos: “Con Medina compartimos todo, en la habitación, para todo somos juntos, con él es con el que mejor me la llevo, molestamos mucho y le digo que si él la tiene clara que la meta, o si no, ahí estoy yo, o si yo veo que no la tengo clara, se la doy, quien la meta de los dos no importa, lo importante es ganar”. Indica el número 7 de Itagüí Leones.

El gol que más recuerda es el que le hizo a Barranquilla F.C de visitante, tiene una  fe inmensa que este año las cosas van a salir bien y para el otro año pueda tener un mejor futuro. Su referente es Cristiano Ronaldo porque piensa que es una máquina de hacer goles, admira mucho su trabajo.

Entre sus técnicos más recordados esta Juan Felipe Merino que tuvo en Atlético Nacional, para Wilmar Cruz llegar a Itagüí Leones le representa una alegría grande: “Siempre quise jugar en el equipo felino porque tenía a mis ex compañeros de Nacional y me iba a acoplar muy rápido en el equipo, ya que en otros en los que estuve me costó mucho acoplarme al principio” Subrayó.

A sus 23 años su aspiración es llegar a un equipo de la A, Atlético Nacional, Junior, o Millonarios, también jugar en Europa, sueña con ser jugador del Barcelona o Real Madrid.

Recuerda un momento duro que le pasó en Argentina jugando un torneo Metropolitano con el Club Atlético Villa San Carlos de Buenos Aíres: “Al principio jugando en el equipo me dio muy duro, inicialmente arranco jugando, luego sacaron al técnico que me dio la oportunidad y llegó otro, este no me ponía a jugar a pesar de las ganas y la voluntad que tenía de hacerlo, yo me entrenaba para jugar y trabajar bien, el técnico no me tenía en cuenta, ni me llevaba al banco, estaba todo preocupado y quería renunciar y regresarme a Colombia, sin embargo seguí trabajando y gracias a Dios terminé de titular e hice dos goles”. Concluyó el gran goleador de Itagüí Leones

Por: Alfonso Ramírez Jaramillo

Publicado el: 2017-07-20

Comentarios