Los Campaz parte 1: La historia de una leyenda: Hoy, Víctor.

Uno de los jugadores icónicos de Atlético Nacional que hoy la nueva generación de seguidores verdolagas ni siquiera sabe que existió

Cuando nos reunimos con el señor Víctor Campaz Rengifo para hacer esta nota, se nos vino a la memoria esa figura descollante de los años 70’s que provenía del Independiente Santa Fe y que en Atlético Nacional escribiría una historia inolvidable e inmensa, Campaz hizo parte de esas estrellas que inundaron al cuadro verde en una década donde se veía un fútbol honesto, poco reconocido internacionalmente y con artistas fulgurantes que hoy le hace falta al balompié actual.

Víctor Campaz hizo parte de ese Atlético Nacional de inicios de los años 70’s: Raúl Navarro, Gerardo Moncada, Óscar Calics, Teófilo Campaz (su hermano y que tendremos más adelante en esta serie), Gilberto Osorio, Abel Álvarez, Tito Gómez, Jorge Hugo Fernández, Hugo Horacio Lóndero y Gustavo Santa, entre otros. “Personalmente fue el equipo más técnico que me gustó” Dijo Campaz.

Para la gente o el hincha de verdolaga que hoy en día ni se imagina que existió Víctor Campaz, ese jugador que deslumbró en el fútbol de Colombia, él mismo se describe como era: “Yo jugué en las cuatro posiciones de ofensiva, más de puntero izquierdo y derecho, o de centro delantero, pero me movía mucho al frente del ataque que ya poco hacen los delanteros, me tiraba a la izquierda, a la derecha, al medio, rotaba mucho adelante, entonces si un puntero derecho estaba lesionado, yo me iba a jugar en la punta derecha, o si el puntero izquierdo estaba lesionado me iba para ese puesto, en ese entonces si Hugo Horacio Lóndero se lesionaba, me iba a jugar de centro delantero, es decir podía jugar en cualquier posición, tenía esa facilidad porque manejaba los dos perfiles, era muy habilidoso, me gustaba hacer los goles cerca del área gambeteando, a veces me iba contándolos a los jugadores que iba dejando en el camino, 1, 2, 3,(risas), era un vicio que tenía uno, pero vicios muy sabrosos, si todos los vicios fueran así de sabrosos, casualmente en Brasil (contra Cruzeiro), me saqué a ocho”. Detalló con gran simpatía.

De Buenaventura para la Selección del Valle

Víctor nació en Buenaventura, Valle del Cauca el 21 de mayo de 1949, cuando le hicimos esta nota recién iba a cumplir 68 años. Campaz prefirió hacer sus estudios primarios para dedicarse solo al fútbol, se dio a conocer en la Selección del Valle del año 1967, torneo en el cual el campeón fue la escuadra antioqueña de Rodrigo Fonnegra, técnico que diría en ese entonces de Campaz que era el mejor jugador del torneo.

Ese mismo año Campaz con solo 18 años, fue fichado por el América de Cali siendo técnico el argentino Ángel Perucca: “Empecé en América y en ese entonces estaba Perucca y no le gusté mucho y preferí irme porque en ese entonces siempre fui medio rebelde, me fui para el Deportivo Pereira, allí tuve una temporada muy buena fui goleador y declarado el mejor jugador amateur de la época y de ahí me vendieron al Independiente Santa Fe”. Recuerda el negro maravilla del fútbol.

Al rojo de la capital del país llegó por solicitud expresa del técnico serbio Toza Veselinovic debutando el 8 de febrero de 1970 ante el Deportivo Cali y ganando el rojo bogotano: “Llegué a Santa fe por una negociación que se hizo con el Once Caldas, inicialmente iba para el equipo blanco y hubo una negociación con “Camello” Soto que iba de Santa Fe al Once más un dinero y yo pasaba a la capital”. Argumentó Campaz.

Y allí en ese equipo, Víctor Campaz empezó a escribir la historia: “Era el equipo de Manuel Ovejero, Miguel Ángel Basilico, Domingo “Tumaco” González que fue uno de los mejores seis que he visto en mi vida, estaba Alfonsito Cañon que era un súper crack, un 10 de los que ya no se ven, de los creadores liricos que ya no existen en el fútbol actual, de una estatura bajita y muy talentoso”. Manifestó Campaz.

En Independiente Santa Fe quedó campeón en el año 1971, en una final que se jugó con el Atlético Nacional en febrero de 1972 a tres partidos, en los dos primeros en Medellín y Bogotá persistió el 0 x 0 y se vino a definir en la ciudad de Cali: “Estuve en los tres partidos, los dos empates a cero en Bogotá y Medellín y el desempate en Cali, en la Sultana del Valle fue un partido tremendo, de una calidad técnica fuera de serie, Nacional iba ganando dos por cero, nosotros remontamos y ganamos 3 x 2, en el último gol gambeteé y se la pasé a Pedro Álzate y él le dio un zurdazo y  se la clavó en el ángulo a Navarro y ganamos”. Recordó Víctor.

Siendo campeón ese año con Santa Fe, Víctor Campaz jugaría la Copa Libertadores, en un partido con Independiente de Avellaneda marcó en el Campin uno de los mejores goles de su carrera deportiva: “Fue una bola despejada por Basilico desde la mitad de la cancha, yo venía saliendo de la raya de las 18, vi que la pelota bajaba rápidamente en “globo” y a medida que descendía me levanté, di media vuelta, le pegué de chilena y se la metí al ángulo a Santoro. Fue un gol espectacular, una de las anotaciones más bonitas que yo recuerdo”. Comentó.

Su llegada a Atlético Nacional

En enero de 1973 se empieza a hacer una campaña entre los hinchas de Atlético Nacional para recoger fondos y comprar el pase de Víctor Campaz, al final fue un acierto lograr el objetivo, el “negro” fue fundamental en la consecución de la segunda estrella verdolaga luego de 19 años de sequía de títulos verdes:Teófilo mi hermano que llevaba varios años en Nacional quería que viniera a jugar acá y Hernán Botero Moreno (Q.E.P.D), también quería tenerme porque en ese momento era la figura en Colombia, a mí me quería tener todos los equipos incluso América, pero yo al equipo rojo de Cali no quería volver, entonces entre los hinchas de Nacional reunieron el dinero, $ 650.000 de la época que era un dineral enorme y negociaron el pase con Santa Fe”. Recuerda entre sonrisas el negro maravilloso del fútbol.

El debut de Campaz en el Campin frente a su antiguo club santafereño fue apoteósico, en la retina de los hinchas veteranos verdolagas y cardenales quedó para siempre esa tarde, era el Finalización del Fútbol Profesional Colombiano de 1973, Nacional ganó ese cotejo 3 x 0 con anotaciones del atacante de Buenaventura, en el mejor de todos dejó en el camino a tres defensas cardenales, finalmente eludió al portero Sancovic y remató a la puerta vacía con una taquito maravilloso.

El día que se sacó a medio Deportivo Cali y botó el gol frente a la puerta sola en las cinco con cincuenta

Fue un partido de aquellos inolvidables que cualquier crack del fútbol tiene: “Ese día me saqué a cinco jugadores del Deportivo Cali, incluyendo a Pedro Zape, yo hasta voltee la cara y la toqué, pero resulta que a veces había unos morritos y cuando giré y la toqué con el arco vacío, pero le di al morro y le di a la bola por debajo, no le pegué normal y como brinco el balón y se fue por encima del travesaño y ese día perdimos 1 x 2, casi me muero y casi me matan también (risas)”. Indicó.

La apoteósica faena en Belo Horizonte

Siendo Atlético Nacional sub campeón en 1974, al año siguiente participó en la Copa Libertadores de América, en el partido de vuelta contra Cruzeiro en el estadio e Belo Horizonte la noche fue fenomenal, Los Verdolagas quitaron un largo invicto al equipo carioca ganándole 3 x 2 en su propia casa, Campaz aniquiló la zaga brasilera una y otra vez e incluso marcó, así mismo la sociedad con Hugo Horacio Lóndero fue eficaz.    

Su paso al extranjero

Independiente de Avellaneda se interesó por él desde que estaba en Santa Fe, Nacional lo pudo haber negociado incluso: “Independiente siempre insistió, pero Botero no quiso venderme, a mí como no me importaba, no le presté mucha atención”. Explicó.

Su paso fugaz por Europa

El equipo Stándar Lieja de Bélgica lo tuvo en unos pocos partidos: “Jugué dos o tres partidos, por bobo y pendejo no me quedé, porque yo vivía con mi mamá y la había dejado en Buenaventura entonces dije –yo no me quedo acá- y me devolví, quizás fue un error pero bueno así es la vida”. Subrayó la gloria verdolaga.

Terminó su carrera en el DIM y pasó por Estudiantes de Mérida en Venezuela donde quedó subcampeón y fue declarado el mejor jugador de esa liga venezolana, también hizo parte del Deportes Tolima en el ocaso de su carrera.

Víctor Campaz hizo parte de varias Selecciones Colombia, la más recordada fue la subcampeona de América del año 1975, “El Divino Negro” del fútbol colombiano de la época, no llegó más lejos porque no había la facilidad que hay hoy en día: “En esa época era muy diferente, no había la publicidad, la tecnología, no había los medios, no había empresarios, no había nada, todo era muy paupérrimo, entonces la verdad que no teníamos esa facilidad, ahora cualquiera juega en cualquier parte en Europa. Además es muy fácil jugar fútbol ahora, antes no, antes tenías que tener una capacidad técnica para jugar, era más difícil porque tenías que superarte técnicamente, hoy ud ve un jugador que ni siquiera saben parar un balón y están jugando profesional, entonces hay esa facilidad, como ahora todo está abierto y te conocen en el rincón más recóndito del mundo, saben que vos juegas al fútbol, entonces existe esa facilidad para ir a cualquier equipo del planeta, la tecnología en que todo se ve y se escucha, el fútbol cambió y dio un vuelco total, en lo económico, en lo cultural, además no jugué mucho al fútbol como la gente cree, apenas jugué seguido 10 años no más, me retiré a los 29 años, en esos 10 años hice mucho con mucho menos y me divertí mucho, era muy individualista y jugaba era para el público y me gustaba dar “melo” (perrear con el balón como se llamaba entonces), y todavía si pudiera jugar, volvería a dar “melo”, esa es la vida, cada cual tiene un cultura futbolística y hay que respetarla, me imagino que ahora los entrenadores no dejan, no dejan al futbolista crear y le quitan al jugador esa creatividad y esa capacidad para desarrollar, esa cultura con que se nace para jugar, entonces eso hace que el fútbol haya cambiado tanto”. Apuntó.

La próxima semana

Lo que siguió para Víctor Campaz después del fútbol, la gran critica para Atlético Nacional en la  celebración de los 70 años, sus gustos musicales y la actualidad del “Divino Negro” del fútbol de los años 70’s.

Por: Alfonso Ramírez Jaramillo

Publicado el: 2017-06-07

Foto Galería (9 Fotos)

Comentarios