Mateo con herencia futbolera

El volante de creación de Itagüí Leones ya tuvo su experiencia internacional y es el que maneja los hilos en el medio campo felino

Mateo Muñoz Hoyos, próximo a cumplir 24 años (junio 16), un joven volante de creación quien administra el medio campo del equipo felino tiene herencia futbolera, el habitante del barrio Santa Lucía de Medellín, se metió al fútbol por herencia, sus tíos por parte de la mamá jugaron en el profesionalismo, sobrino de Carlos Mario Hoyos, Jorge “El Torqui” Hoyos que jugó en Envigado y Alonso Hoyos que pasó por América.

Desde muy pequeño le gustó el deporte más popular del mundo, nunca aspiraba a ser profesional, solo lo practicaba como Hobby, un día cualquiera su señora madre lo llevó a una escuela de Fútbol en la Universidad de Antioquia. Fue entonces cuando empieza a dar sus primeros pasos en este deporte.

Su trasegar en el fútbol lo lleva a la escuela del maestro Alexis García, estando allí, se le presenta una inmejorable oportunidad, unos españoles que estaban mirando talentos se enamoran del fútbol de Muñoz Hoyos, fue entonces cuando lo llevan a tierras ibéricas. En la Madre Patria, estuvo seis meses, su paso por allí no fue el esperado y decide regresar a su tierra: “MI paso por España fue difícil, sentía que hacía las cosas bien pero no se me tenía en cuenta, el estar lejos de mí familia me afectaba, mi señora madre estaba por entonces enferma, todo eso sumaba para vivir momentos difíciles en la distancia”. Indica con gran nostalgia.

“Es duro estar lejos de la familia, porque te acostumbras a vivir solo, a madurar un poco, tener que hacer cosas por vos mismo que de pronto no habías hecho y más en otra cultura, otro país, aprender cosas en un tiempo record, porque tienes que acoplarte rápido, pero esas circunstancias me ayudaron bastante y ahora le doy gracias a Dios a ese paso que tuve”. Añadió la gran figura de Leones F.C

A su regreso, Carlos Mario su tío le informa de las convocatorias que hace Leones F.C, de inmediato se presenta en Villa Lucía en Guarne, el cuerpo técnico le ve condiciones y le dan la oportunidad.

Mateo ha tenido grandes compañeros en el fútbol, hoy son grandes referentes del fútbol profesional: “Tuve la oportunidad de ser Selección Antioquia en el 2011, equipo dirigido en ese entonces por el profesor Óscar Pérez el ahora técnico de las Águilas Doradas, en ese entonces mis compañeros eran Felipe Aguilar ahora en Atlético Nacional, John Andrés Córdoba que juega en el Mainz de Alemania y varios más que juegan actualmente en el Fútbol Profesional Colombiano”. Recuerda el volante felino.

Igual que sus compañeros, Muñoz Hoyos destaca el buen momento del equipo: “Al principio nos costó, la presión de los primeros partidos, pero a medida que ha pasado el torneo nos hemos cogido mucha confianza y eso es fundamental a pesar de que somos muy jóvenes, tenemos mucha confianza entre nosotros mismos y en el cuerpo técnico”. Comentó

Tiene muy presente las recomendaciones del cuerpo técnico, a pesar de la desbandada el año anterior, junto a sus compañeros ha asumido la responsabilidad de sacar el equipo adelante: “Como éramos el segundo equipo antes de ellos irse, jugábamos a la par con ellos, hacíamos los mismos trabajos, la misma filosofía de juego y el profe siempre nos ha inculcado la tenencia de la pelota, el siempre ir al frente, entonces eso lo tenemos muy fijo en la cabeza desde el año pasado”. Dice con gran entusiasmo.

Ser pariente de un futbolista leyenda como lo es su tío Carlos Mario Hoyos, tiene sus beneficios como son los consejos: “Él siempre me dice que busque mis cosas por mis propios medios, con mi propio esfuerzo, que si se trabaja bien, las cosas van a llegar, que siga así trabajando y mejorando y creciendo”. Afirma con gran orgullo

Como cualquier muchacho que tiene la oportunidad que le brinda la vida actualmente, Mateo tiene sus sueños: “En unos años me veo jugando en el fútbol europeo”, balompié donde juega su referente mundial a quién admira por el corte de su juego: Cesc Fábregas del Chelsea F.C lo admiro por su calidad en los pases, siempre los hace correctamente, la visión de juego es impresionante y siempre en los equipos que compite termina siendo el mejor asistidor”. Expresó.

Destacó así mismo gratos momentos que el fútbol le ha dado y agradece la oportunidad que se le ha dado en su actual equipo: “Cuando regresé y los profes dijeron que iban a contar conmigo con los ojos cerrados, eso me llenó de mucha alegría, nunca había tenido la oportunidad de estar en el fútbol profesional colombiano, eso me llenó de mucha satisfacción porque vieron mis condiciones y me dieron pie a que yo creyera en mí mismo”. Manifestó con gran alegría.

Llegar al municipio de Itagüí representa para él un gran apoyo por parte de la afición ávida de buen fútbol: “Significa un apoyo inmenso, desde el año pasado vimos que la gente nos acogió bien, siempre el estadio lleno, siempre apoyando, cuando el equipo no estaba jugando bien, igual siempre seguían apoyando y levantando, y cuando el equipo estaba bien, siempre alentando y gritando, eso lo llena a uno de satisfacción y le infla la camiseta a uno para seguir haciendo bien las cosas”. Afirmó el gran “Parcero” del central Edison Perea, su compañero de equipo felino.

En los partidos siempre recibe el apoyo de sus compañeros y por supuesto las recomendaciones: “Siempre me dicen que busque la pelota, porque soy el referente entre los cuatro de adelante que tienen que tener más movilidad, que tengo que asociarlos a todos, entonces siempre me dicen que busque la pelota y eso es bueno porque quiere decir que te referencian bien y te tienen confianza”. Señaló Muñoz Hoyos

Así mismo no es ajeno a los partidos en que se les han escapado los puntos: “Hay veces que nos falta malicia indígena como se dice popularmente, se nos van puntos en los últimos minutos y es por falta de esa malicia para hacer tiempo, de tener un poco más el balón en zonas más alejadas del campo nuestro y por ahí nos hacen daño por eso”. Indicó el volante número 10

Igualmente destacó a su profesor Juan Carlos Álvarez como ese gran adiestrador que es en el fútbol: “Le he aprendido bastante, porque tiene un método de enseñanza muy bueno, los trabajos gustan bastante, porque siempre son con balón y eso lo motiva a uno a venir a entrenar”. Dijo.

Una de sus grandes vivencias las recuerda con su hermano: “Cuando estaba muy pequeño recuerdo que estábamos jugando un partido en el barrio La Paz de Envigado, nos faltaba un jugador, yo tengo un hermano que ahora juega en Ditaires F.C (Alejandro Muñoz), entonces él era un gordito pequeño y ese día les dije que metieran a mi hermano y al entrar sacamos los dos el partido adelante”. Rememoró el gran Mateo Muñoz

Por: Alfonso Ramírez Jaramillo

Publicado el: 2017-05-25

Comentarios