Historia detrás de las canciones: Hoy, Cruz de Navajas-Mecano

Basado en un hecho real que fue noticia en los años 70’s, el tema se acondicionó a la historia original y fue publicado en el año 1986 por el exitoso grupo español

Muchas historias de canciones se han basado en vivencias de sus compositores, otras se escriben con base a hechos reales que los periódicos o medios publican a menudo. La historia que les traemos en esta ocasión, fue tomada de un suceso judicial ocurrido en las Islas Canarias finalizando la década de los años 70’s.

La letra de la canción la empezó a escribir el cantautor español Joaquín Sabina, luego fue cedida a José María Cano del grupo ibérico Mecano quien finalizó historia principios del año 1986.

El tema inicialmente fue dirigido para que lo cantara Isabel Pantoja, pero ante la negativa de la cantaora, fue finalmente grabado en la voz de Ana Torroja vocalista en ese entonces del grupo español Mecano.

Los nombres de los protagonistas fueron cambiados por obvias razones para cuidar su privacidad. La historia hace referencia a una infidelidad, una pareja joven, Mario y María, por su escases deben de trabajar ambos. Ella lo hace de día de vendedora en un gran almacén, mientras él de barman y administrador en un centro nocturno.

Mario solo puede llegar todos los días hasta después de las seis de la mañana, a esa hora su compañera ya está de pie y se prepara salir a laborar. Esta situación poco a poco va destruyendo su vida marital, la monotonía, el hastío y la falta de atención del uno con el otro y la necesidad reinante de llenar ese vacío emocional, hace que María salga a buscar quién se lo llene y sale en busca de emociones.

Un buen día, a raíz de una redada deben cerrar más temprano el centro nocturno. Mario camino a casa, de lejos ve a María con compañía, el relato de la historia termina trágicamente, ya que al sorprender infraganti a su esposa, Mario tiene un enfrentamiento con la persona que le hacía compañía a María.

El ofendido esposo sufre a manos de su pareja una estocada en la frente, se escribe en la historia que fue la que más dolió por la traición y mentira de la esposa, otra herida en el pecho producida por la persona que la acompañaba.

Cuando la policía llegó, María cuenta a los oficiales que murió al ser asaltado por dos drogadictos. El hecho se investigó posteriormente y dio como resultado algo sorpresivo. Lo que más se comentó en ese entonces, fue que el amante de María no era un hombre, se trataba de una mujer, por ello es que la canción tiene una parte donde habla de “Magdalenas del sexo convexo”, expresión muy propia que se interpreta para describir la inclinación lésbica de María.

El amante resulta ser en realidad la amante. Los periódicos en aquel entonces  cuentan que María finalmente queda detenida, triste (cual Magdalena), por no despertar el interés de Mario (el sexo convexo), ya que este llega cansado de trabajar y solo desea dormir, con lo cual se entendería el hecho de que María consiguiera una amante en esta historia.

Letra de la canción Cruz de Navajas

A las cinco se cierra la barra del 33 
pero Mario no sale hasta las seis 
y si encima le toca hacer caja, despídete 
casi siempre se le hace de día 
mientras María ya se ha puesto en pié 
ha hecho la casa 
ha hecho hasta el café 
y le espera medio desnuda 

Mario llega cansado y saluda 
sin mucho afán 
quiere cama pero otra variedad 
y María se moja las ganas en el café 
“Magdalenas del sexo convexo” 
luego al trabajo en un gran almacén 
cuando regresa no hay más que un somier 
taciturno que usar por turnos 

Cruz de navajas por una mujer 
brillos mortales despuntan al alba 
sangres que tiñen de malva 
el amanecer 

Pero hoy como ha habido redada en el 33 
Mario vuelve a las cinco menos diez 
por su calle vacía a lo lejos sólo se ve 
a unos novios comiéndose a besos 
y el pobre Mario se quiere morir 
cuando se acerca para descubrir 
que es María con compañía 

Cruz de navajas por una mujer 
brillos mortales despunta al alba 
sangres que tiñen de malva 
el amanecer 

Sobre Mario de bruces tres cruces 
una en la frente la que más dolió 
otra en el pecho la que le mató 
y otra miente en el noticiero 
dos drogadictos en plena ansiedad 
roban y matan a Mario postigo 
mientras su esposa es testigo 
desde el portal 

En vez de cruz de navajas por una mujer 
brillos mortales despuntan al alba 
sangres que tiñen de malva el amanecer.

Por: Alfonso Ramírez Jaramillo

Publicado el: 2017-04-11

Comentarios