TODA UNA VIDA EN EL DEPORTE

Manuel Mendoza en boxeo(Izquierda de pie) y Víctor Ramos en beisbol,grandes profesores.

Son dos personajes con mucha experiencia en el deporte de Itagüí, aquí nos cuentan sus logros, experiencias y anécdotas vividas en el deporte:

Manuel Antonio Mendoza González (Boxeo).

Manuel, es de tierra de campeones: Cartagena, más concretamente del barrio Escallón Villa que queda al frente de la unidad deportiva de la ciudad heroica, tierra de donde han salido cantidad de deportistas de todas las elites y disciplinas como: Alfonso “El Olímpico” Pérez (quien fue la primera medalla de bronce para nuestro país en unos olímpicos), Alcibíades Jaramillo, beisbolista y uno de los grandes lanzadores, Juan “Polo” Pérez, boxeador, Rufo Garrido ese gran saxofonista que con su orquesta creó varios temas de porro y música tropical.

Mendoza González practicaba el beisbol y por accidente se coló en el boxeo, pues había peleas callejeras y en una de éstas conoció un gran amigo del barrio, el boxeador Carlos Pérez, quien lo indujo a este deporte ya que lo retó a que pelearan y con la sorpresa final que el retado venció al boxeador experimentado, logro que lo llenó de entusiasmo.

Se metió de lleno en este deporte y fue Alcides de Ávila su primer entrenador. En ésta disciplina deportiva conoció  a gente importante en el box como lo fueron Rosalío Matute, “El Cochero Maxwell”, Amadeo Alonso, Mario Mendoza, ellos eran internacionales que llegaron a la tierra a boxear.

Su primera pelea oficial fue con Manuel “Aradita” Mejía, quien tenía mucha experiencia y perdió por decisión; continuó peleando e hizo 60 peleas aficionadas, 48 ganadas y 12 perdidas. Peleó con el “Macara” Maturana que posteriormente fue campeón mundial aficionado.

A nivel profesional hizo 28 peleas, 16 de éstas las ganó, perdió el resto, también boxeó con Miguel Pérez y con este perdió la posibilidad de ir a una eliminatoria en Venezuela.

Para el año 1987 se viene para Medellín a estudiar Ebanistería Industrial en el SENA.En vista de que era boxeador activo se vino para Itagüí a entrenar, aquí encontró como entrenador  Zenón Silgado, un boxeador importante en la historia del boxeo nacional e internacional.

Se volvió un gran colaborador de Silgado por su experiencia, así se fue para unos Departamentales en Arboletes, era el año 1988 y un año después Zenón se retira como entrenador y recomiendo a Mendoza como entrenador en propiedad.

Como técnico de boxeo participa en los Departamentales de Turbo en 1989 y con la selección gana 3 oros, uno de ellos el más destacado fue con Gonzálo  Arboleda, el primer boxeador profesional que tuvo Itagüí seleccionado por Antioquia para los Juegos Nacionales.

Bajo su orientación salieron Pedro Nél Obando  subcampeón y primer seleccionado a nivel nacional, Gustavo Hoyos, primer campeón nacional en Girardot, Mauricio Marín primer boxeador técnico nacional juvenil en Montería en 1996 e integró la selección Colombia de mayores para el primer panamericano en 1997 en Medellín.

Luis Fernando Pemberti campeón de los Juegos del Pacífico, fue otro de sus pupilos. A finales de los años 90’s se va para la capital de la montaña y organiza un club: “El Club de Boxeo de Medellín” cuyo presidente era Hugo Colón, apoyado por el INDER, salieron de ese club grandes boxeadores como Francisco Benítez y Luis Fernando Mosquera peso pesado Selección Colombia.

En los Departamentales del 2000 en Don Matías, sus dirigidos se ganaron 5 medallas de oro. Para el año 2001 fue llamado por el Dr Gustavo Carmona gerente del INDRI de Itagüí a laborar en el Municipio Industrial de Colombia donde está actualmente. Desde ese año hasta la fecha ha tenido logros importantes consiguiendo varios oros y platas para esta tierra.

En la actualidad hay 40 muchachos inscritos, 10 de ellos son los más opcionados para competir en Departamentales; Ernesto Gómez, Andrés Zapata, Carlos Pérez, Felipe Cañas, Danilo Bustamante, Angie Milena Meléndez, Mateo Colorado, María Alejandra Vargas, Adriana Almanza y Víctor San Martín.

Uno de sus mejores momentos fue la preparación que le dio a Rubén “El Huracán” Palacios, campeón del mundo, mientras estuvo a su lado lo sacó campeón nacional e interamericano.

También en sus mejores preparados está: Elvis Álvarez: título nacional e interamericano. Otra satisfacción fue ser Selección Colombia con Mauricio Marín siendo boxeador. Haber trabajado al lado de AmilkarBrussa quien fue entrenador de Carlos Monzón, Nicolino Loche entre otros pugilistas famosos, le ha dado una de sus más grandes satisfacciones.

Manuel en pocas palabras:

DIOS: Todo

FAMILIA: Grandeza

BOXEO: Entrega

EL BOXEADOR PUPILO: Hijo (Deportivo)

SECRETARÍA DE DEPORTES: Apoyo

UN AMIGO: Víctor Ramos

PROYECCION DEL BOXEO EN ITAGUI: Está para ganar mucho a nivel nacional e internacional.

Anécdota:

“Cuando estaba en la esquina del ring de boxeo con Amílcar Brussa dirigiendo a Miguel Mercedes (que peleaba con Elvis Álvarez por el campeonato mundial): ocurrió que había una persona en la zona técnica llamado Samuel Gómez, éste le entrega algo a Amílcar, él a su vez me la da a mí; había mucha gente que acompañaba a Elvis, entre ellos Ricardo Cardona quien vió el movimiento entre Gómez, Brussa y yo. Se formó la algarabía porque se dieron cuenta que yo había recibido algo, me requisaron y no me encontraron nada, durante el resto de la pelea permanecí comiendo hielo y tomando agua, cuando terminó el combate que ganó Álvarez, todo se tranquilizó.

En el hotel Amílcar me reclamó lo que me había entregado a lo que le contesté que me lo había tragado, él me respondió que tomara mucha agua porque lo que me había dado era Amoníaco, el susto fue total, pero como ya había tomado mucha no pasó a mayores”.

 

Víctor Ramos Vidal.

A los 7 años de edad vivía en el barrio La Esperanza de Cartagena. Era una   época de peloteros muy famosos, entre ellos: Tomás Moreno, Oscar Luis Gómez, Alberto “El Merengue” Barrios, Armando “El Pintuco” LLerenas; eran jugadores del equipo Compuertos.

Viendo a éstos  señores jugar se animó él también a participar, éstos los motivaban regalándole bolas, manillas y bates a los muchachos del sector, se organizaron luego en equipos y jugaban torneos playeros (Interbarrios).

El primer equipo organizado en que jugó Víctor, fue la Brigada Cívica de La Esperanza,participando en uno de los primeros torneos. Jugando en un partido alguien apodado El Tigre, cuyo equipo se llamaba Los Tigres, lo contactó junto a seis  muchachos más del grupo y se los llevó a jugar con él, participando en dos torneos juveniles de la Liga de Beisbol de Bolívar, de allí pasaron a jugar un torneo empresarial con el equipo Electrificadora de Bolívar.

En éste equipo jugó el papá del Grandes Ligas Orlando Holbers Cabrera. Con ese equipo quedaron campeones dos veces del torneo, posteriormente se va para Montería a vivir tres años con una hermana que era la esposa de Guillermo “Regadera” Rodríguez, integrante de la Selección Colombia de Beisbol, campeona Mundial de 1965.

En Montería, empezó a jugar con el equipo Sabana Nueva donde jugaban dos lanzadores muy famosos de Colombia: Antonio Negrete y  Cotorra Moreno, fueron subcampeones ese año. Su cuñado al año siguiente, empieza a dirigir el equipo Cardenales de Montería y Víctor se va a jugar con él estando un año y medio en ese equipo.

Posteriormente se va a estudiar a Barranquilla al SENA: Mecánica Industrial, patrocinado por Coniquel;  la institución estatal no tenían beisbol sino softbol, allí se jugaba a nivel empresarial con los equipos de las otras entidades del SENA.

Terminando sus estudios, regresa a Cartagena; allí, se contactó con el viejo Corpas, el papá de José Miguel Corpas y le propuso venir a jugar beisbol con el equipo de Pilsen  en Antioquia, de eso hace ya 40 años.

Jugó dos años en el equipo cervecero. Una lesión en el hombro lo hizo retirar quedando inactivo año y medio. Más adelante regresó a jugar softbol con el equipo de Furesa. Trabajó además en dicha fábrica, combinando las dos actividades durante nueve años y medio.En ese equipo había once jugadores costeños.

Se retiró de la empresa y se fue a laborar en Cervecería Unión por intermedio de José Miguel Corpas, allí jugo nuevamente en el equipo que dirigía Corpas quedando campeón 7 años consecutivos en la recreativa A.

Cuando murió el viejo Corpas el equipo se acabó. Un señor de nombre Alejandro Aguilar, que tenía una ferretería llamada Distritec, le propuso que jugara y dirigiera el equipo de él y en los torneos organizados por el INDER de Envigado en la categoría Ay B. Fue campeón con este equipo 5 años consecutivos dirigiendo y juagando.

Más adelante la Lotería de Medellín les patrocinó un equipo para la recreativa “A” en Envigado, en este jugaban Luis “Chino” Herrera, el “Camión” Mendoza, ambos Selección Colombia, en el año fueron campeones al ganar la final al equipo Malta Cervunión.

Continúa dirigiendo equipos de la ciudad señorial de Colombia de la recreativa  B y C. Al salir jubilado de la empresa cervecera, un político Itaguiseño le propuso que presentara un proyecto para iniciar la enseñanza del beisbol en el municipio; iniciando un proceso hasta hoy con grandes logros, como llevar un equipo a la final del Pony Beisbol en el año 2010, de donde salió un joven llamado Robinson Tabares Bedoya integrante de dos Selecciones Antioquia a nivel infantil y juvenil.

Víctor también tiene un hijo que es campeón panamericano pero en la disciplina de Karate-do, se trata de Oscar Ramos que en la actualidad es Técnico de esta disciplina también en Itagüí.

En pocas palabras

DIOS: Iluminación

FAMILIA: Todo

OSCAR RAMOS: Ejemplo

BEISBOL: Pasión

SECRETARIA DE DEPORTES: Apoyo

UN AMIGO: Manuel Mendoza

SU PROYECCION: Ser profesional del deporte.

Como anécdota, Víctor cuenta que: “En un partido playero en Cartagena, un contrario hizo un jonrón, al hacer el recorrido no pisó 2 bases, al mirarlo en su recorrido dejé que terminara, pedí la bola y pisé la tercera base, el árbitro del partido declaró OUT, todo el equipo contrario se me vino encima porque lo hice, me llené de miedo y salí corriendo cerca de 30 cuadras dejando en el camino zapatos, manilla, gorra, etc.

Toda la vida me pregunté por qué se fueron encima de mí y no del juez. Años después encontré a algunos de ellos siendo profesores en la U de A y al preguntarles porque lo hicieron, me respondieron:“por maldad”.

 

Por: Alfonso Ramírez Jaramillo

Publicado el: 2013-09-05

Comentarios