Historia detrás de las canciones, HOY: El Padre Antonio y su Monaguillo Andrés

El tema está basado en el asesinato del arzobispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero que fue perpetrado el 24 de marzo de 1980 en la ciudad de San Salvador

En el año 1984, el panameño Rubén Blades lanzaría con su grupo Seis del Solar su primer trabajo discográfico con esta agrupación, “Buscando América”. Dentro de los exitosos cortes musicales de ese LP, aparecía un tema llamado: “El Padre Antonio y su Monaguillo Andrés”, la canción se basó en el asesinato del arzobispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero y Galdámez que fue perpetrado el 24 de marzo de 1980 en la ciudad de San Salvador.

La melodía cuenta la historia del cura español Antonio Tejeira que dejó su tierra rumbo a un “pueblito en medio de la nada”. En este lugar, donde Antonio acostumbra a predicar en su sermón la “condena de la violencia”, es acompañado por el jovencito Andrés Eloy Pérez de diez años quien logra convertirse en su monaguillo. De manera trágica, ambos son asesinados por un desconocido mientras el sacerdote oficiaba la comunión un “domingo de misa” y en medio de la guerra.

El tema musical, bien pudo ser identificado con la muerte de Romero formado en Roma quien inició su carrera como párroco de una gran actividad pastoral, aunque opuesto a las nuevas disposiciones del Concilio Vaticano II. En 1970 fue nombrado obispo auxiliar de El Salvador, y en 1974 obispo de Santiago de María.

En esta sede comenzó a aproximarse a la difícil situación política de su país, donde hacía décadas gobernaba el Ejército, Se implicó de lleno en la cuestión una vez nombrado arzobispo de El Salvador. Sus reiteradas denuncias de la violencia militar y revolucionaria que llegaba hasta el asesinato de sacerdotes, le dieron un importante prestigio internacional. Ello no impidió que al día siguiente de pronunciar una homilía en que pedía a los soldados no matar, fuese asesinado a tiros en el altar de su catedral.

Eran las seis y media de la tarde del 24 de marzo de 1980, durante la celebración de una misa en la capilla del Hospital de la Divina Providencia, fue asesinado en el mismo altar por un francotirador. Se atribuyó el crimen a grupos de ultraderecha, afirmándose que la orden de disparar habría sido dada por el antiguo Mayor Roberto D’Aubuisson (uno de los fundadores, posteriormente, del partido Alianza Republicana Nacionalista, Arena), sin embargo, no se detuvo a nadie y todavía en la actualidad permanecen din identificación y castigo los culpables.

Letra de El Padre Antonio y su Monaguillo Andrés

Rubén Blades con Seis del Solar 1984

El Padre Antonio Tejeira vino de España,

buscando nuevas promesas en ésta tierra.

Llegó a la selva sin la esperanza de ser Obispo,

y entre el calor y entre los mosquitos habló de Cristo. 
 

El padre no funcionaba en el Vaticano,

ente papeles y sueños de aire acondicionado;

y fue a un pueblito, en medio e' la nada 
a dar su sermón, cada semana, pa' los que busquen la salvación. 

El niño Andrés Eloy Pérez tiene 10 años.

Estudia en la elementaria "Simón Bolívar".

Todavía no sabe decir el Credo correctamente; 
le gusta el río, jugar al fútbol y estar ausente.

 

Le han dado el puesto en la Iglesia de monaguillo a

 ver si la conexión compone al chiquillo; 
y su familia está muy orgullosa, porque a su vez

piensan que con Dios conectando a uno, conecta a diez.

 

Suena la campana, un, dos, tres, del Padre Antonio y su monaguillo Andrés. 

El Padre condena la violencia.

Sabe por experiencia que no es la solución.

Les habla de amor y de justicia, de Dios va la noticia 
vibrando en su sermón;

 

Pero suenan las campanas, un, dos, tres, 
del Padre Antonio y su monaguillo Andrés. 

Al Padre lo halló la guerra un domingo de misa,

dando la Comunión en manga de camisa.

En medio de un Padre Nuestro entró el Matador 
y sin confesar su culpa le disparó.

 

Antonio cayo, ostia en mano y sin saber por qué

Andrés se murió a su lado sin conocer a Pelé; 
y entre el grito y la sorpresa, agonizando otra vez

estaba el Cristo de palo pegado a la pared.

 

Y nunca se supo el criminal quién fue
del Padre Antonio y su monaguillo Andrés.

 

Doblan las campanas, un, dos, tres, del Padre Antonio

y su monaguillo Andrés. 


Suenan las campanas.

Por: Alfonso Ramírez Jaramillo

Publicado el: 2016-08-23

Comentarios