Se cumplen 81 años de la desaparición de Carlos Gardel

El 24 de junio de 1935 en un accidente en el aeropuerto Las playas (Olaya Herrera) de la ciudad de Medellín, al chocar dos aviones en la pista, fallece el Zorzal Criollo

A las 3 de la tarde y cinco minutos del día 24 de junio de 1935, en la pista del Aeropuerto Las Playas (hoy Olaya Herrera) de la ciudad de Medellín, el avión Ford Trimotor con matrícula F-31 de la empresa SACO “Servicio Aéreo Colombiano”, que iba desde Bogotá a Cali, vía Medellín, chocó mientras estaba despegando en el aeropuerto antes mencionado, con otro avión similar, denominado “Manizales” de la “SCADTA, Sociedad Colombo-Alemana de Transportes Aéreos”, que estaba detenido en espera por salir. Como consecuencia del accidente fallecieron 17 personas: del “Manizales”, 2 tripulantes y 5 pasajeros, del F-31, los 2 tripulantes y 8 pasajeros, entre los cuales se encontraba el cantor Carlos Gardel.

El revuelo fue impresionante, ese día el mundo de la canción ciudadana, se quedaría sin su más emblemática figura, cuyo origen se lo pelearían años después Francia, Argentina y Uruguay.

Charles Romuald Gardes, realmente nació en Touluse, Francia, muy pequeño su familia lo traslado a Buenos Aires, Argentina, de ahí el clamor argentino  por quién en vida se convirtiera en uno de los intérpretes más importantes del género tanguero  en la primera mitad del siglo XX, por la calidad de voz, por la cantidad de discos vendidos (como cantante y como compositor), por sus numerosas películas relacionadas con el tango y por su repercusión mundial. Cabe destacar que Uruguay también se adjudica a Gardel como su hijo, para los uruguayos, “El Morocho del Abasto”, es un ídolo, un símbolo popular de su tierra.

Gardel, no solo triunfó en Suramérica, Estados Unidos y Europa fueron escenarios donde dejó su increíble estela artística, creando la “Gardelmanía”. Precisamente el día del fatídico accidente, hacía una gira mundial, regresaba de España para cantar en EE UU, luego pasaría a Puerto Rico y seguidamente continúo su gira por el sur. Venezuela estuvo entre los países en los que se presentó, hasta llegar a Colombia, país que vio apagar la luz de sus ojos esa tarde del 24 de junio de 1935.

Hoy, 81 años después, Carlos Gardel sigue vivo en la memoria de todos los amantes del tango, su voz que en el año 2003 fue registrada por la UNESCO en el programa Memoria del Mundo, sigue siendo escuchada y recordada en cada rincón universal y especialmente en Latinoamérica, como uno de los más hermosos patrimonios que un gran ídolo pudo dejar en la tierra.

Por: Nuevaya.com.ni

Publicado el: 2016-06-24

Comentarios